Ir al contenido principal

ES 04 - Fase de Acercamiento


Casi dos días después, bien temprano, desperté en un hospital cercano, «el mismo domingo de resurrección». Conozco este dato porque, Raquel, una simpática enfermera me lo dijo con tono burlón. Parece irónico pero así fue.

Lo primero que vi fue un pequeño televisor apagado frente a mí, colgado de la pared. Después, una cama a mi izquierda, con otro enfermo; se hallaba dormido. Sentada a su lado, en una butaca, su esposa o alguien cercano; también parecía dormir, apoyada sobre su propio brazo. Tras ella, unas persianas estaban echadas. La temperatura de la habitación era agradable. Me alarmé un poco cuando advertí que de mi brazo derecho salía una cánula, conectada a una especie de bolsa con líquido transparente y que colgaba de un soporte metálico. Comprobar que el otro paciente también lo tenía puesto me tranquilizó bastante.

Por mucho entrenamiento que hallamos recibido los nueve voluntarios para el Proyecto, nunca parece ser suficiente. ¿Cómo predecir que iba a ocurrirme una cosa así? ¡Son múltiples experiencias, casi infinitas, las que se pueden tener a lo largo de una vida! Y para esto no me había preparado.

El parte médico dice que tengo dañada una costilla y varias contusiones en el abdomen. «Nada importante que no se cure con descanso. Los órganos no han sufrido daños. Pero lo preocupante no han sido las lesiones físicas provocadas por la paliza», según palabras del facultativo que me asistió, ha sido sin duda mi lamentable estado de salud: «hacía tiempo que no veía una persona tan anémica», dijo. Después de todo he salido bien parado. Al menos es lo que me ha tranquilizado al darme el alta médica.

Desde luego, mis comienzos en este mundo no han sido muy afortunados. De ahora en adelante pondré más cuidado, si no quiero abandonar el Proyecto a las primeras de cambio. He puesto mucho de mi parte para llegar hasta aquí, y no dejaré pasar una oportunidad como esta: vivir la experiencia desde dentro de otra civilización es lo que siempre he deseado.

Por suerte, la policía encontró mi billetera dos calles más arriba. Únicamente faltaba el dinero, mi documentación estaba intacta.

Para recuperarme totalmente tendré que hacer mucho reposo, son las instrucciones del médico antes de abandonar el hospital. La enfermera, Raquel, tan atenta como siempre, se extrañó que no viniese a cuidarme ningún familiar, creo que ese fue el motivo por el cual se mostró tan afectiva conmigo en todo el periodo de ingreso. Se prestó amablemente a acompañarme a casa, pues coincidía que una hora más tarde de mi alta médica ella terminaba su turno de trabajo. Me dejó justo en la puerta de mi apartamento, y tras ofrecerme una tarjeta de visita me dijo que la llamara si necesitase de su ayuda. Me soltó dos besos en sendas mejillas y luego se marchó. Reconozco que aquello me gustó. Fue una sensación desconocida para mí, a la vez que placentera.

Hoy ya es martes, y me encuentro mucho mejor, en parte gracias a mi vecina Antonia que me vio llegar con Raquel. No sé como se las arregla esta mujer para saber siempre cuando entro y cuando salgo. Al parecer fue informada por otros vecinos sobre mi desenlace con aquellos delincuentes. Desde entonces viene todos los días a traerme un puchero caliente, cosa que le agradezco enormemente, porque además de estar delicioso, me ayuda a mejorar significativamente mi salud.

Y para cerrar este informe, tengo que hacerlo añadiendo que ayer lunes contesté a un comentario planteado en el informe ES 01, de una participante llamada Nali. Desde aquí mi agradecimiento.

Acaban de llamar a la puerta.

«Cierro comunicación»
En'Sil

Comentarios

OTROS INFORMES [más en el Archivador de Informes; consúltelos]

ES 01 - Fase de Acercamiento

«Inicio comunicación»
En'Sil es quien soy, y este es mi primer día sobre la faz de este planeta, cuya raza humana será estudiada en profundidad. El objetivo es evaluar un posible primer contacto con una civilización exterior avanzada.

Para evitar cualquier tipo de perturbaciones sobre el planeta Tierra originadas por nuestras ondas gravitatorias, estacionamos la nave de contención justo en la zona de seguridad del Sistema Solar, a una distancia prudencial del planeta enano llamado Eris, recientemente descubierto por vuestros astrónomos. Bastante más alejado y ya fuera de riesgo, otros dos planetas gigantes orbitan de forma elíptica.

Nueve voluntarios y voluntarias participarán en este Proyecto, siete de los cuales están repartidos estrategicamente por la superficie terrestre. El octavo está ubicado en el mundo interno del planeta, cuya dos civilizaciones que lo habitan se encuentran muy evolucionadas, y a las que hemos agradecido su acogimiento y respaldo; como decía, el voluntar…

ES 02 - Fase de Acercamiento

He pasado dos días y medio durmiendo. Según el reloj de mi muñeca, bueno, de la muñeca de mi cuerpo, indica las 12:22 horas del medio día. Me he levantado con un horrible dolor de cabeza y estoy aturdido y muy mareado. Toda la habitación me da vueltas. Después de vomitar una especie de líquido viscoso amarillento he notado una ligera mejoría. Sin embargo, eso me ha hecho tener un apetito voraz. Necesito con urgencia comer algo, pero me he desanimado al ver la despensa; ¡está prácticamente vacía! Lo único que hallo es café molido y algunos paquetes de legumbres. En el frigorífico sólo hay una bolsa abierta de guisantes congelados. Me cuesta pensar... y no sé que hacer. Además, me siento muy débil. La ojeras me llegan al suelo. He perdido un instante el equilibrio, por fortuna hay una silla cerca.

Como huésped he debido elegir otro cuerpo con más reservas de energía para proceder con el transito. Ahora no hay tiempo de lamentaciones. Tengo que buscar una solución lo antes posible o tar…

ES 03 - Fase de Acercamiento

En treinta y seis horas previas al transito, Pablo apenas salió unos minutos de su apartamento; sin embargo, gracias a que ese intervalo de tiempo le acompañé allá donde iba, sirvió para conocer algo mejor su entorno más próximo. Ciertamente me fue de gran ayuda.
Es mediados de semana, de una semana a la que llaman Santa. En concreto, jueves.
Vivo en una tercera planta sin ascensor, de un pequeño y modesto edificio de tres plantas. En cada una de las cuales se distribuyen dos apartamentos. Un extraño aroma fue lo primero que percibí al salir por la puerta del mío, mejor dicho del de Pablo, aunque de ahora en adelante será mi hogar, mi base de operaciones. Como iba diciendo, más tarde supe que aquel olor era incienso, que al parecer, a Antonia, mi vecina de planta, le gusta quemarlo por estas fechas. Por cierto, como hice con Pablo en el primer informe ES 01, debo aclarar que Antonia tampoco es su nombre real. Por seguridad hay que preservar la identificación de todos los que de algun…

ES 05 - Fase de Acercamiento

Mi total recuperación se la debo especialmente a Antonia. La buena mujer ya es como una madre para mí. Ha venido a visitarme sin falta dos veces al día, cargada de fruta y de cazuelas llenas de comida. Le estoy tomando bastante aprecio. Me ha repetido varias veces que estoy «un poco enrarecido, como más abierto», fueron sus palabras. Y que «la paliza» parece que me haya cambiado. ¿Si ella supiera? Es buena persona, aunque he de decir que su carácter algo variable me desconcierta; no es ninguna garantía que se muestre amable y simpática para que sólo un momento después esté irascible. También dispone de una naturaleza curiosa que la incita a fisgonear en los asuntos de los demás. En un par de días me ha puesto al corriente de la vida de casi todas las familias que viven en el bloque. A veces es muy repetitiva. Supongo que será debido a su soledad. Tampoco pudo resistir la tentación de preguntarme, eso sí, de forma discreta, por la «moza» que me trajo a casa. «Es la enfermera» le conte…